Norte en Línea - Sida: la pandemia que aún no termina

Sida: la pandemia que aún no termina

Sida: la pandemia que aún no termina
30 Nov
2022

La detección temprana es una de las claves para frenar la pandemia del sida y los test rápidos son los mejores aliados para alcanzar este objetivo. Continuando con su campaña de concientización y prevención, AHF Argentina realizará pruebas de VIH en más de 75 puntos todo el país.

Este año, la AIDS Healthcare Foundation (AHF) conmemorará el Día Mundial del SIDA 2022 bajo el lema La pandemia que aún no termina, para recordar a líderes mundiales, instituciones mundiales de salud pública y a la sociedad civil que queda mucho por hacer si algún día queremos poner fin a la epidemia de sida. En este marco, desde AHF Argentina celebran los 10 años desde que se logró certificar el record Guinness en Rosario, provincia de Santa Fe, por el "mayor número de test rápidos de VIH aplicados en varios sitios en una ciudad, en un solo día".


Con el objetivo de frenar la pandemia del sida y acercar la prueba de VIH a todas las personas, en el 2012 AHF Argentina junto a la Fundación Bienestar y el equipo del Dr. Sergio Lupo llevaron adelante esta campaña de prevención en donde se hicieron 3.733 pruebas en 8 horas en 10 puntos de la ciudad de Rosario. Desde ese momento hasta hoy, AHF Argentina lleva realizadas más 300.000 pruebas rápidas de VIH.


Al respecto, Miguel Pedrola, Director Científico para Latinoamérica y el Caribe de AHF, señaló: “El objetivo nunca fue ganar el Récord Guinness, sino poner en agenda la importancia del test rápido: llevar el mensaje de que es posible romper las barreras del estigma y discriminación y hacer que miles de personas acudan de manera voluntaria a realizarse una prueba de VIH. Diez años después, continuamos en ese camino. Nadie discute la eficiencia de los test rápidos ni la opción de hacerlo en todos lados”.


En este tiempo, en Argentina se han logrado grandes avancen en materia de prevención y en pos de frenar el estigma y la discriminación, como la reciente Ley de VIH, Hepatitis virales, Tuberculosis e Infecciones de Transmisión Sexual. Sin embargo, queda un largo recorrido y las acciones de testeos gratuitos siguen siendo la mejor manera de acercar a las personas a realizarse el test. “Este punto de vista más acogedor de las pruebas de VIH, en ámbitos cotidianos donde las personas no necesitan un turno y tienen el test al alcance, ha permitido diagnósticos más tempranos y un suministro de tratamiento más oportuno para aquellas personas cuyo resultado dio positivo”.


Los informes indican, con preocupación, que el mundo va retrasado en la reducción de nuevas infecciones y tasas de mortalidad, lo que significa que debemos redoblar esfuerzos porque millones de vidas están en juego.


De acuerdo a los datos 2022 de ONUSIDA, 46 mil personas en América Latina fallecieron en un año[1], y 8,500 en el Caribe, por causas relacionadas al VIH, xasi todas ellas prevenibles. A 41 años de la epidemia, ello indica que el diagnóstico y el tratamiento aún no están al alcance de todos. Si bajamos la guardia, el sida pareciera una pandemia sin fin.


“Nos alegró ver la resiliencia de los programas de VIH en todo el mundo durante y después de la pandemia. Sin embargo, los datos más recientes de ONUSIDA muestran que las acciones para dar respuesta mundial al VIH y sida necesitan mayor vigor. Esto hace que nuestro lema “Aún no se termina” sea más relevante para el Día Mundial del SIDA de este año”, dijo Terri Ford, Jefa de Políticas y Abogacía Global de AHF.


“Hacemos un llamado a actores claves y defensores en todos los países para que intensifiquen los esfuerzos mundiales de prevención, pruebas y tratamiento del VIH para frenar el rápido aumento de las tasas de nuevas infecciones por el VIH y proteger todos nuestros valiosos logros. Hemos llegado demasiado lejos en este camino contra el VIH y sida como para dejar que se pierdan décadas de progreso”.


ONUSIDA informó de 1.5 millones de nuevas infecciones por el VIH el año pasado, 1 millón más que el objetivo mundial que era 500.000, y unas 650.000 muertes por enfermedades relacionadas con el sida, por lo que AHF llama al mundo a unirse y trabajar fuertemente para dar respuesta al VIH y sida, priorizando el Test & Treat (pruébate y trátate) y ocuparse de diagnósticos tardíos de VIH.


Según las estadísticas más recientes de ONUSIDA, más de 38 millones de personas viven con VIH o SIDA en todo el mundo y más de 40 millones han muerto a causa de enfermedades relacionadas con el SIDA desde el comienzo de la epidemia del VIH. Si bien millones de personas hoy en día acceden a la terapia antirretroviral que salva vidas, millones más la necesitan desesperadamente.


“En Argentina lo más preocupante es que hay más de 140 mil personas que viven con VIH, de las cuales un 17% desconoce su diagnóstico. Pese al esfuerzo que AHF y otras organizaciones civiles hacen para dar respuesta ante el VIH, la realidad no mejora”, sostuvo el Dr. Miguel Pedrola.


AIDS Healthcare Foundation (AHF), planeó conmemoraciones virtuales en vivo a lo largo de sus 45 países para rendir tributo a quienes perdieron la vida por causas atribuibles al VIH y honrar a quienes siguen en el camino. Haremos incidencia para enfocar la atención mundial en el VIH y las personas que viven o han sido tocadas por el virus.


En Argentina, AHF Argentina estará presente en más 75 puntos del país, donde realizará test de VIH rápidos, seguros y gratuitos y brindará información de prevención sobre infecciones de transmisión sexual. Uno de ellos será la ciudad de Rosario, Santa Fe, donde también habrá profesionales de la salud a disposición para todas aquellas personas que deseen consultar sobre la posibilidad de realizar PrEP.


Para conocer el listado completo de actividades, lugares y horarios, se puede ingresar en: https://testdevih.org/acciones-de-prevencion-en-el-dia-mundial-del-sida-2022/ 


Comunidades clave
Los datos de ONUSIDA han mostrado un riesgo creciente de nuevas infecciones entre los hombres homosexuales y otros hombres que tienen sexo con hombres (HSH) en todo el mundo. A partir de 2021, los datos de poblaciones clave de ONUSIDA muestran que los HSH tienen 28 veces más riesgo de contraer el VIH en comparación con personas de la misma edad que las personas heterosexuales, mientras que las personas que se inyectan drogas tienen 35 veces más riesgo, los trabajadores sexuales 30 veces más riesgo y las mujeres transgénero 14 veces el riesgo. Las poblaciones clave representan menos del 5% de la población mundial, pero ellas y sus parejas sexuales constituyeron el 70% de las nuevas infecciones por VIH en 2021.


Disminución de tratamiento
El número mundial de personas en tratamiento contra el VIH tuvo en 2021 el crecimiento más lento en más de una década. Y aunque tres cuartas partes de todas las personas que viven con el VIH tienen acceso al tratamiento antirretroviral, este todavía se les niega a 10 millones de personas, y solo la mitad (52 %) de los niños que viven con el VIH pueden acceder a medicamentos que salvan vidas. De este modo, la brecha en la cobertura del tratamiento del VIH entre niños y adultos está aumentando en lugar de estrecharse.


Millones de infecciones por el VIH evitables cada año hacen que cada vez sea más difícil y caro garantizar que las personas que viven con el VIH tengan acceso al tratamiento que salva vidas y que se alcancen los objetivos para poner fin a la pandemia de sida para 2030.


Acciones necesarias de los Estados en la respuesta al VIH y sida
● Impulsar los servicios liderados por la comunidad y centrados en las personas; el apoyo a los derechos humanos de todos; la eliminación de las leyes punitivas y discriminatorias; poner fin al estigma; el empoderamiento de las niñas y las mujeres; la igualdad de acceso al tratamiento, incluidas las nuevas tecnologías sanitarias; y los servicios sanitarios, la educación y la protección social para todos.
● Hacer realidad los derechos humanos y la igualdad de género. Las leyes y políticas punitivas y discriminatorias están socavando la respuesta al sida al alejar a las personas de los servicios y socavar los esfuerzos de salud pública para llegar a las personas que corren mayor riesgo de contraer una nueva infección o morir.
● Apoyar y proporcionar recursos eficaces a las respuestas dirigidas por la comunidad. Las respuestas lideradas por la comunidad están demostrando ser revolucionarias en la reducción de las desigualdades y el apoyo a respuestas eficaces y resilientes contra el VIH.
● Asegurar un financiamiento suficiente y sostenible. Es esencial que los donantes internacionales y los gobiernos de los países de ingresos bajos y medios hagan importantes inversiones en materia de VIH.
● Abordar las desigualdades en el acceso y resultados de la prevención, pruebas y tratamiento contra el VIH, y cerrar las brechas que existen en localidades específicas y para ciertos grupos.
● Aumentar la disponibilidad, la calidad y la idoneidad de los servicios para el tratamiento, las pruebas y la prevención del VIH, para que todas las personas reciban la atención que precisan. Reformar las leyes, políticas y prácticas para abordar el estigma y la exclusión a los que se enfrentan las personas que viven con el VIH, los grupos de población clave y las poblaciones marginadas.

Etiquetado como

Deja un comentario