Norte en Línea - Un Punto de No Retorno Y la Necesidad de un Proyecto Común

Un Punto de No Retorno Y la Necesidad de un Proyecto Común

Un Punto de No Retorno Y la Necesidad de un Proyecto Común
25 Feb
2024

La aceleración de la crisis del Gobierno de Javier Milei avanza a tiempos casi impensados a tan solo dos meses atrás cuando asumió como Presidente.

La estocada del Parlamento evidenciando ser un gobierno que aun no ha podido sancionar ninguna ley no oprimo su posibilidad de accionar gubernamental principalmente desde el Ministerio de Economía y de una serie de Decretos Presidenciales.


Una inesperada " rebelión " de las autoridades provinciales esta marcando la pauta de la existencia o no de " gobernabilidad " por parte del Presidente que además atraviesa una casi crisis sin retorno en relación a su socio electoral Mauricio Macri.


Seria reiterado mencionar aquí el deterioro paulatino del humor social presente que aun no ha dado un grito del todo necesario ante una avanza que erosiona cada día su propio poder adquisitivo.


Quizás nuevamente desde el Parlamento se estudian posibilidades de generar un juicio político amparado por los artículos de la Constitución Nacional que de fin a este Gobierno. Es un proceso un poco largo pero cada día cobra mayor vigor y por sobre todo por el conflicto Nación-Provincias pues de hecho los diputados y senadores responden directamente a las Provincias.


La visita de las autoridades del FMI generaron un sabor amargo pues mas allá de apoyar el ajuste en curso pero poniendo un ojo sobre la conflictividad social han manifestado que no giraran ningún recurso económico hasta tanto el Poder Ejecutivo demuestre gobernabilidad.


El resultado final de este proceso no puede estimarse en meses pero en el mediano plazo se debe generar un Proyecto Político y Económico que congregue a la totalidad de los argentinos.


La Argentina caracteriza la performance de su desarrollo a partir del despliegue interno donde un ambicioso Plan Nacional de Vivienda pueda motorizar concretamente la Economía de la mano de un Plan de Obras Publicas donde la existencia de Ministerios y Secretarias pueden detectar casi perfectamente la localización de las demandas sociales a lo largo de todo el país.
Así mismo y de manera casi inmediata la recomposición de los ingresos de la población es tan relevante tanto para las familias como para evitar una mayor caída de la Demanda Efectiva.


En materia macro económica o financiera y dada la situación de pobreza actual se debe re negociar o extender los plazos de los compromisos externos y así mismo converger hacia los postulados de la Teoría Económica Moderna que desalienta la especulación y el abuso de la tasa de interés en favor de una Economía basada en la Producción y el Trabajo.


Ya varios países del mundo han tomado este paradigma con resultados exitosos rompiendo el paradigma económico neoliberal que en términos concretos se manifiesta en la Ley de Entidades Financieras que data de la Dictadura Cívico-Militar que persiste aun bajo la Democracia y ningún gobierno se atrevió a abolir.


Paralelamente se debe ir hacia un esquema de valorización del trabajo y del esfuerzo en particular al que afecta al universo planero para que paulatinamente se deje la dadiva estatal que no resuelve ni su condición de pobreza ni su condición de exclusión.


La necesidad de una evaluación critica del Sistema Educativo no solo pueda implicar cambios en los programas de estudios o la construcción de nuevos establecimientos además de una verdadera recomposición salarial sino que debemos dar un salto en la calidad educativa en la formación de los futuros docentes apelando a un sentido critico e innovador.


Las estadísticas demuestran que los estudiantes de nivel medio que dejan sus estudios mantienen juicios negativos hacia el plantel docente y los contenidos impartidos.


Debemos dar una mirada mas atenta a este problema que instituciones tanto publicas como privadas han dado lugar a investigaciones y estudios que demuestran lo afirmado.


Los cambios en Educación llevan tiempo pero es necesario que el país tome los recaudos pertinentes para el universo joven de menos de 30 años que en general se haya poco afecto a realizar una carrera técnica o universitaria mas allá por supuesto de las dificultades económicas que ellos atraviesan a la hora de emprender los estudios.


La Argentina debe oblar su mirada a futuro sobre dos generaciones de entre 15 y 30 años para poder dar el salto que necesariamente debe dar.


Esta en nosotros acompañar este proceso.


Ezequiel Beer
Geógrafo UBA
Analista Político

Etiquetado como

Deja un comentario