Norte en Línea - ¿Por qué es importante ser una empresa certificada en calidad?

¿Por qué es importante ser una empresa certificada en calidad?

¿Por qué es importante ser una empresa certificada en calidad?
03 Oct
2022

En mercados cada vez más competitivos, las organizaciones necesitan diferenciarse por la calidad del producto o servicio prestado. Es por ello, que lograr la certificación de la Norma ISO 9001, es clave para que cualquier empresa –grande, mediana o pequeña-, sea más competitiva dentro de su segmento de negocio.

La ISO 9001:2015, es una Norma Internacional con un conjunto de directrices que apuntan a obtener los mejores resultados, como la satisfacción del cliente en las organizaciones que la implementan. Puede ser aplicada en diferentes tipos de industrias, desde grandes compañías a pequeñas empresas. ¿Esto qué significa? que una empresa al estar implantando la Norma ISO 9001:2015 se asegura:

• El aumento de la Satisfacción de sus clientes.
• Reducir los productos y servicios no conformes.
• Mejorar los procesos internos del Sistema de Gestión de la Calidad (SGC)
• Permitir, gracias a la certificación que acredita calidad, ingresar a los nuevos mercados.
• Gestionar de manera eficiente los riesgos y oportunidades.
• Asegurar que cumple los requisitos y expectativas de sus clientes, partes interesadas y las leyes que aplique.


La Norma ISO 9001, pasó por muchas versiones desde su primera publicación en 1987, siempre buscando evolucionar, y adaptarse a los nuevos cambios del mercado. La más implementada fueron las versiones del 2008, en donde se centró en poner al cliente como foco principal para lograr garantizar la calidad de los productos y servicios que las organizaciones brindaban.


En 2015 se lanzó la última versión (5ª Edición), que, además de centrarse en el cliente, buscó incluir a otras partes interesadas, como la sociedad, los partners, etc., (entendiendo que estos actores inciden en la operatoria de la organización); pero también sumó flexibilidad en la información documentada requerida, (que no debe interpretarse como "que nada debe estar documentado"). Y otro punto importante es el pensamiento basado en riesgos, que trata de minimizar que las empresas sean reactivas ante problemas, para adelantarse a posibles escenarios que impacten en la calidad de sus productos y servicios.


Para poder certificar la Norma ISO 9001:2015 se debe implementar un Sistema de Gestión de la Calidad (SGC), para la adopción de un enfoque basado en procesos, que en resumidos pasos se centran en las siguientes actividades:
- Se debe partir por realizar un Gap Análisis, donde se evalué la organización con respecto a los requisitos de la norma, para poder obtener el grado de adherencia al mismo.
- Con el resultado del Análisis, se debe realizar una Planificación con las actividades necesarias que falten adoptar según las cláusulas de la norma.
- Cuando realizamos la Implementación, incorporamos los conceptos, las prácticas que sugiere la norma para una organización exitosa.
- Luego de la puesta en marcha, se debe hacer una Verificación, donde se ejecutan revisiones y auditorías internas para evaluar cómo se asimilaron las cláusulas en la organización y poder hacer ajustes que sean necesarios entrando en un ciclo de Mejora continua.
- Y al final acompañar la Certificación con algún organismo acreditado.


No todas las empresas deben pasar el proceso de Certificación, es decir, se puede implementar ISO 9001:2015 para obtener sus beneficios, pero la certificación acredita y garantiza que la organización trabaja bajo sus directrices. Hay que entender que la adopción de la Norma, es una decisión estratégica de la Organización, que puede ayudar a mejorar su desempeño global y proporcionar una base sólida para las iniciativas de desarrollo sostenible.


Por Lis Contreras, Responsable de Calidad y Consultora de Liveware

Etiquetado como

Deja un comentario