Norte en Línea - Un bar con mucha historia que se puede visitar durante toda la semana

Un bar con mucha historia que se puede visitar durante toda la semana

Un bar con mucha historia que se puede visitar durante toda la semana
19 Ago
2022

Avanza la tarde cálida de agosto y subiendo la cuesta del Cerro Leones, por su calle principal, la Basso Aguirre, aparecen las puertas abiertas del Bar El Cerro, conocido como el negocio más antiguo de todo Tandil, con 142 años de historia.

Funcionando a pleno desde hace 3 meses gracias a la gestión de sus nuevos administradores -Claudio Rodríguez, Juan Cadona y Analí Cadona- el lugar permanece casi igual en su estructura general pero fue restaurado y puesto en valor con el objetivo de volver a convertirse en lo que fuera durante tantos años, un imán para locales y turistas, quienes llegaban a compartir una rica comida y un buen momento entre amigos.


Su último dueño, Atilio Cadona, la compró en 1994 a la familia Falabella que la tenía desde 1940 como almacén de Ramos Generales y bar del pueblo. Don Atilio fue uno de los últimos picapedreros de Tandil. Abuelo de Juan, contaba en su tiempo cómo debían atar con alambre las botellas de las estanterías del bar para que no se cayeran con las explosiones de dinamita del Cerro. “Los colchones saltaban, recuerda en una nota que le hicieran en la prensa local, era la época en que la dinamita se colocaba a la hora de la siesta y miles de picapedreros como yo rompían las piedras a mazazos cargándola luego en camiones”.


El Bar El Cerro era el refugio. El punto de encuentro de las familias, los muchachos que llegaban al baile a conocer alguna señorita para formar una familia, el espacio de las serenatas y las fiestas de Santa Rosa con bandoneones y guitarras cantándole al atardecer. Aún la Movediza original atraía a muchos turistas que también se congregaban en el Bar, adonde se llegaba muy formal, de saco y corbata. “las niñas eran acompañadas por sus madres y a veces se tocaba música hasta el amanecer”, relataba Cadona en aquella entrevista.


Aún llegan parroquianos de los alrededores, pero todo el Bar El Cerro fue remozado para rescatar nuevamente aquel punto de encuentro en la zona del Leones. Desayuno, almuerzo, merienda y cena casi todos los días de la semana, se sirven con un sentido más “gourmet”, si la palabra cabe.


Aún cada pared es testigo del devenir de la historia. Son casi una invitación a pasarse horas descubriendo quien es quien en la extensa galería fotográfica iluminada por los rayos del sol. Hay piezas de lo más diversas desde máquinas de escribir hasta antiguas mochilas y utensilios de cocina, viejas botellas y sifones. Decenas de objetos recordando el camino de un pueblo que hoy se ha transformado en una ciudad de más de 140.000 habitantes fijos, la hermosa, pujante y serrana Tandil.


Rodríguez comenta que se sirve cafetería completa y variadas tortas y salados, pastas, pizzas y empanadas. Durante el invierno se organizan actividades como tango, folklore y otras, destinadas a que los artistas locales puedan mostrar sus mejores performances. “Hemos tratado de mantener todo con su estilo para recuperar esa mística del pasado, abrimos todos los días menos los martes y en horario corrido de 10.30 a 20 y los fines de semana hasta las 23hs. Es una apuesta de gastronomía local en la cual no sólo esperamos a los parroquianos sino al turismo y por esa razón, desde que volvimos a abrir, vamos buscando las formas de adaptarnos a los clientes y a lo que ellos nos piden”.


Día del Niño
Además de los parques y plazas, el Día del Niño tiene actividades especiales sábado y domingo.

En los pueblos rurales de Tandil se festejará el Mes de las infancias, es por eso que Gardey y Vela estarán de fiesta junto a los niños. El sábado 20 de agosto a las 15 horas en la Vieja Escuela, justo enfrente a la Plaza Principal de Gardey, los niños tendrán la oportunidad de adueñarse del espacio y disfrutar de un espectáculo de la Ñata Roja que presentará “Estaciones Payasas”.

En Vela, de manera simultánea a las 15 horas, se estará presentando la obra “El tacho no se lo doy , en el Prado Español.

Para quienes estén visitando la ruralidad en familia será una propuesta más para disfrutar de los días primaverales que está ofreciendo el clima serrano por estos días.

Por otra parte, el domingo 21 desde las 14 hs se festeja el Día de las Infancias en Independiente, con un espectáculo de los Talenthontos, con entrada libre y gratuita. Habrá juegos, actividades, deportes y cerrarán la calle Avellaneda para más comodidad de quienes se acerquen.

Etiquetado como

Deja un comentario