Norte en Línea - Qué es un seguro y cuántos tipos existen

Qué es un seguro y cuántos tipos existen

Qué es un seguro y cuántos tipos existen
24 Jun
2024

En los tiempos que corren, hay varios motivos que llevan a una persona a contratar un seguro: proteger a su familia en caso de que le suceda algo y no puedan mantenerse, su casa o sus bienes. Las aseguradoras ofrecen varios tipos de pólizas que cubren todos los aspectos de la vida de una persona y también de las empresas. Estos productos son una herramienta clave para la planificación y previsión del futuro

Existen en el mercado distintas coberturas que se adaptan a las distintas necesidades de los clientes y su costo puede variar dependiendo del tipo de la cobertura y de lo que contenga. Por ejemplo, una póliza de seguro de vida nivelado no es lo mismo que una decreciente y conocer sus diferencias no solo será una ventaja en tema precios, sino en las circunstancias en las que es conveniente contratar cada una de ellas.

En Argentina existen diferentes tipos de seguros, pero todos tienen la misma finalidad: brindar estabilidad económica al asegurado y a quienes desea proteger. Un dato no menor, todos los diferentes seguros que ofrecen los bancos son adaptables a las necesidades y posibilidades de cada cliente. 

¿Qué es un seguro?

Un seguro es un contrato que le exige a un asegurador pagar una cantidad de dinero en caso de que ocurra una serie de eventos preestablecidos. Esos acontecimientos pueden ocurrir en diferentes aspectos y momentos de la vida y, a partir de ellos, se da origen a los diferentes tipos de seguro que existen en la actualidad.

 

En líneas generales, los seguros se clasifican en tres grupos que tienen como base el objeto asegurado: personas, patrimonio y prestación de servicios.

Seguros personales

 

 

El asegurado es la persona y la cobertura puede ser en caso de fallecimiento, enfermedad, invalidez o accidente. Entre los seguros personales se encuentran:

 Seguro de vida: brinda protección económica al asegurado y/o familia en caso de fallecimiento o invalidez permanente. Dentro de él se desprenden tres clases:

 Seguro de vida obligatorio: a nivel laboral, el empleador está obligado a contratar un seguro de vida para su personal, protegiéndolo ante un posible fallecimiento o suicidio.

 Seguro de vida con ahorro: además de otorgar estabilidad financiera al asegurado y/o beneficiarios en caso de muerte o invalidez, brinda una cuenta de ahorro que genera rentabilidad.

 Seguros mixtos: es una vombinación de las coberturas por fallecimiento o supervivencia. Una vez vencido el contrato, el asegurado puede recibir una suma de dinero.

 Seguro de salud: ofrece estabilidad financiera ante un suceso que afecte la salud del asegurado. Las especificaciones estarán sujetas a contrato.

 Seguro de accidentes personales: protege al asegurado y beneficiarios ante un accidente en caso de incapacidad total y permanente o fallecimiento.

 Seguro de dependencia: es una cobertura dirigida específicamente a las personas con alguna limitación física o psíquica que requieran asistencia.

 Seguro de retiro: comprende las fases de ahorro y rentas. En la fase de ahorro, el asegurado podrá retirar el dinero aportado cuando lo desee, mientras que en la otra se reciben pagos de acuerdo al tipo de contrato.

 Seguro de sepelio: ofrece el servicio y reintegra los gastos generados por el mismo.

Seguros de daños o patrimoniales

 

 

Este tipo de seguros protege los bienes tanto de personas como de empresas. Las principales clases son:

Seguro del hogar: cubre los daños por robos y, dependiendo del tipo de contrato y compañía, puede también accionar en caso de daños por incendio, daños de electrodomésticos, rotura de vidrios, etc.

 Seguro de responsabilidad civil: ofrece una indemnización a un tercero si el asegurado es el responsable de los daños ocasionados. Este seguro también se encuentra dentro de los tipos de seguros de vehículos, ya que es obligatorio para todo aquel que posea uno.

 Seguro de robo: ofrece una indemnización ya sea que se haya ocasionado a través de violencia o intimidación.

 Seguro de desempleo involuntario: le brinda al asegurado un respaldo financiero ante la pérdida involuntaria de trabajo en relación de dependencia.

Seguros de prestación de servicios

En esta clase de seguros, la aseguradora tiene la obligación de prestar un servicio al asegurado. Entre ellos se encuentran:

 Seguros de asistencia al viajero: cobertura por incidentes en cualquier tipo de viaje.

Seguros de decesos: cobertura de los gastos del sepelio y trámites ante un fallecimiento.

Seguros de defensa jurídica: cobertura de los gastos que se generen ante un proceso judicial y servicios de asistencia en materia jurídica y extrajudicial.

 

Contratar seguros para proteger tanto a los bienes como a las personas que más queremos es crucial. A veces son temas que se prefieren evadir porque generan cierta sensibilidad o angustia, pero una cosa es segura: llegado el momento de necesitarlo solamente contar con él le traerá una tranquilidad invaluable.

 

 

Etiquetado como

Deja un comentario