Norte en Línea - Bajan las Temperaturas y Suben las Ganas de Comer: ¿Por Qué Nos Sucede Esto en Invierno?

Bajan las Temperaturas y Suben las Ganas de Comer: ¿Por Qué Nos Sucede Esto en Invierno?

Bajan las Temperaturas y Suben las Ganas de Comer: ¿Por Qué Nos Sucede Esto en Invierno?
24 Jun
2024

Con la llegada del invierno y la baja en las temperaturas, muchas personas notan un aumento en la demanda de calorías por parte de sus cuerpos.

Es sabido que durante el invierno solemos comer más y aumentar de peso ¿Cómo Afecta el Frío a Nuestro Organismo? Nos explica Fabiana Cremer, Nutricionista y Miembro del Consejo Consultor de Nutrición de Herbalife.


¿Es un mito que en invierno comemos más? De ser realidad, ¿por qué sentimos la
necesidad de comer más? ¿Por qué comemos sin tener hambre?
Se ha comprobado científicamente que existe el trastorno afectivo estacional, que se
manifiesta en algunas personas con períodos cortos de tristeza o depresión cuando hay
cambios de estación, especialmente al finalizar el otoño o principios del invierno. Estos
síntomas desaparecen durante la primavera y el verano. Este estado emocional puede
llevar a las personas a comer de forma emocional, intentando llenar un vacío.


Termogénesis Inducida por la Temperatura Ambiente
La termorregulación es el proceso por el cual producimos calor, lo que genera un gasto
energético adicional. Para mantener constante la temperatura corporal de 36.5°C, el
cuerpo lucha contra la temperatura ambiente, produciendo un gasto extra de energía.
Este esfuerzo adicional suele llevarnos a consumir más energía, generalmente en forma
de alimentos poco saludables. Este comportamiento se agrava por el trastorno afectivo
estacional, donde se busca placer en la alimentación y se genera serotonina a través de
alimentos insanos.


El Papel del Tejido Adiposo
El tejido adiposo ayuda a aislar el cuerpo de las temperaturas extremas, como el frío. Las
personas muy delgadas suelen sufrir más con los cambios de clima, sintiendo más frío
que aquellas con mayor cantidad de grasa en el organismo. Históricamente, nuestro
cuerpo aprendió a almacenar grasa debido a la escasez de calorías, ya que dependíamos
exclusivamente de los frutos que recolectábamos o los animales que cazábamos.


Alimentos que Ayudan a Sentirse Satisfechos en Invierno
La clave para controlar el apetito y sentir mayor saciedad es una alimentación rica en
proteínas y fibras. Además, es importante consumir carbohidratos complejos, de
absorción lenta y en su estado más natural posible, es decir, con cáscara. En cada comida,
que pueden ser entre 3 y 5 según los hábitos, se debe incluir una cantidad significativa de
proteínas (aproximadamente 1 gramo por kilo de peso), provenientes de carnes, pescados,
huevos y legumbres. También es crucial incluir verduras crudas y cocidas para aportar los
nutrientes y fitonutrientes necesarios, alcanzando un mínimo de 25 gramos de fibra diaria.

Deja un comentario